Una propuesta de clásicos viajeros de los últimos años


Una propuesta de clásicos viajeros de los últimos años

1. Festín de carne de murciélago
Consciente de que por muy lejos que uno vaya siempre habrá una agencia de viajes esperándolo, el británico Lawrence Osborne emprende un viaje delirante que lo llevará hasta las selvas de Papúa Nueva Guinea tras recorrer Dubái, Calcuta, las islas Andamán, Tailandia y Bali. Lo cuenta en El turista desnudo (Gatopardo Ediciones), una divertida reflexión sobre el turismo de masas y un mundo en el que todo se parece a todo.

2. Dibujando el viaje
En plena era digital, algunos viajeros siguen pensando que un cuaderno y un lápiz o unas acuarelas son la mejor manera de dejar memoria de su periplo. Exploradores. Cuadernos de viaje y aventura (Geoplaneta) es una maravillosa recopilación de dibujos, diarios de campo y blocs de notas de 70 de los más grandes viajeros, naturalistas y exploradores: personajes como Amundsen, Audubon, Boas, Cook, Sven Hedin, Thor Heyerdahl, Livingstone, Peary, Scott, Freya Stark o Thubron.

3. La ola perfecta
Galardonado con el premio Pulitzer 2016, Años salvajes: Mi vida y el surf (Libros del Asteroide) habla de una obsesión: la del periodista William Finnegan con el surf, y sus viajes por Samoa, Indonesia, Fiyi, Java, Australia y Sudáfrica en busca de la ola perfecta —la más grande, la más rápida, la más peligrosa—, una búsqueda que también es la del sentido de su existencia.

4. La pulsión del sendero
Para Rebecca Solnit existe una clara relación entre el caminar y el pensamiento, un deseo de descubrir la naturaleza y el mundo a pie, lo que los románticos alemanes denominaron
Wanderlust . En su libro Wanderlust, una historia del caminar (Capitán Swing), la autora sostiene que tras cada paso que damos, incluido el caminar por gusto, hay un significado político, estético y social, y lo busca en los paseos de famosos escritores, artistas, alpinistas, filósofos...